Teorías éticas (3ºESO)

captura-de-pantalla-2017-02-19-a-las-18-49-01

La reflexión ética

TEORÍAS ÉTICAS (3º ESO)

[Actividad extraída de: Ética y ciudadanía, Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esoetica/quincena3/index_quincena3.htm). Coordinación: Simón Royo Hernández. Autores: Julián Jesús Martínez López, Pedro Fernández Liria, María José Serrano de la Cruz, Concepción Pérez García, César Prestel Alfonso, Óscar Sánchez Vadillo, Simón Royo Hernández. Se han hecho pequeñas modificaciones y añadidos ajenos al texto citado]

La moral es un factum, un hecho. Un hecho ciertamente llamativo si tenemos en cuenta que parece tener que darse doquiera que se encuentre una porción de humanidad. No existe ni parece que haya existido nunca una sociedad en la que no se haya dado alguna suerte de moral. No es concebible siquiera una sociedad humana en la que las acciones valgan moralmente todas lo mismo, en la que sea indiferente, desde el punto de vista moral, qué sea lo que se haga.

A lo largo de la historia, los seres humanos han reflexionado de diferentes formas sobre éste y otros rasgos de la moral, tratando de encontrar un mayor entendimiento de la misma. Y las llamadas “teorías éticas” son justamente el resultado de esta reflexión.

En este afán por investigar el hecho de la moral, los filósofos han llegado a conclusiones ciertamente muy diversas -a veces, incluso inconciliables- que han recogido en distintas teorías de mayor o menor fama. Pero es importante subrayar que los autores de dichas teorías nunca han pretendido establecer lo que había que hacer o cómo se debía actuar. Lo que han pretendido es pensar -a fondo y en serio- acerca del hecho de que todos los seres humanos del mundo, sean de donde sean, consideren que hay acciones que debemos realizar, porque están bien, y acciones que debemos evitar, porque están mal. Su objetivo no ha sido propiamente inventar o proponer una moral, sino explicar el hecho mismo de la moral y encontrar, en la medida de lo posible, su fundamento.

Ya hemos hablado del “intelectualismo moral” de Sócrates y del relativismo moral de los sofistas. Más adelante vamos a ofrecer una síntesis de algunas de las teorías éticas más célebres.


descarga

Anuncios