Las normas y valores morales como criterio de actuación individual y social (3ºESO)

captura-de-pantalla-2017-02-19-a-las-18-46-53

La reflexión ética

LAS NORMAS Y VALORES MORALES COMO CRITERIO DE ACTUACIÓN INDIVIDUAL Y SOCIAL (3º ESO)

[Actividad extraída de: A. Baig, M. Baig, S. Codina, Valores Éticos, 3º ESO, Editorial Teide, Barcelona, 2015, pp. 28-30. Se han hecho modificaciones y añadidos ajenos al texto citado]

Ya desde antiguo se ha pensado que si todas las personas de una sociedad alcanzaran la autonomía moral, no serían necesarias las leyes. (Autonomía moral, del griego autós, sí mismo, y nómos, ley o norma: este tipo de personas no se guían por meras opiniones personales, sino que racionalmente y, por propia voluntad, establecen sus propios principios, normas y valores o, dependiendo del caso, asumen como propios los valores y normas de la sociedad en la que viven).

Aunque, por ahora, la experiencia parece mostrarnos que la humanidad no está todavía cerca de conseguir ese ideal. Por eso, en todas las sociedades son necesarias las normas de obligado cumplimiento y esto, por supuesto, representa una limitación a la libertad individual.

Fotograma de Charles Chaplin, El gran dictador (1940)

Sin embargo, como es sabido, son radicalmente distintas aquellas sociedades regidas por un gobierno autoritario, cuyas leyes son dictadas por un poder ilegítimo y son impuestas bajo amenazas, de las que se rigen por gobiernos democráticos emanados del pueblo.

En cualquier caso, si examinamos los diversos grupos humanos del mundo a lo largo de la historia, nos daremos cuenta de que hay sociedades y épocas en las que ha habido más cohesión social que en otras y, por tanto, más paz, más estabilidad y más justicia social. En cambio, en otras ha dominado el caos, las revoluciones, las guerras, las injusticias. Por supuesto que las causas son múltiples, pero desde nuestro punto de vista podríamos decir que uno de los factores que contribuyen a la estabilidad social es lo que podríamos calificar de moralidad pública.

José Luis Pardo: “Nuestros estándares de moralidad pública son escandalosamente bajos”, entrevista publicada en Cuarto Poder el 1 de octubre de 2016: “La precariedad moral de los políticos no es más que la expresión de la precariedad moral de los ciudadanos a quienes representan o, dicho más genéricamente, de una sociedad como la española, cuyos estándares de moralidad pública son escandalosamente bajos”.

Con la expresión moralidad pública queremos expresar el siguiente ideal: una sociedad goza de moralidad pública cuando la mayoría de los ciudadanos ha alcanzado una notable autonomía moral, es decir, la mayoría son personas honradas, suelen ser más estables, más justas, más pacíficas, etc.

Fotograma de Persépolis, Marjane Satrapi, Vincent Paronnaud, Francia, 2007: “Narra la conmovedora historia de una niña iraní desde la revolución islámica hasta nuestros días. Cuando los fundamentalistas toman el poder, forzando a las mujeres a llevar velo y encarcelando a miles de personas, y mientras tiene lugar la guerra entre Irak e Irán, Marjane descubre el punk, ABBA y Iron Maiden. Cuando llega a la adolescencia sus padres la envían a Europa, donde conoce otra cultura que nada tiene que ver con la de su país. La protagonista se adapta bien a su nueva vida, pero no soporta la soledad y vuelve con su familia, aunque eso signifique ponerse el velo y someterse a una sociedad tiránica”. Trailer AQUÍ.

Pero no hay que confundir este modo de entender la moralidad pública con la que se da en los estados autoritarios donde se impone un único sistema de valores que todo el mundo debe aceptar: esto puede tener la ventaja de la uniformidad: todas las personas saben lo que se considera bueno y lo que se considera malo. Pero tiene el terrible inconveniente de anular la libertad personal y convertir a todos los ciudadanos en esclavos.

En cambio, en las sociedades democráticas no hay sistemas únicos de valores sino que aquello que se considera bueno o malo desde el punto de vista moral depende de cada uno. El peligro está en que estos sistemas de valores lleguen a ser tan contradictorios que se debilite la cohesión social y aparezca lo que algunos sociólogos califican de situaciones anómicas.

Definición extraída del Diccionario de la Real Academia

Por supuesto que no se puede afirmar que en las sociedades de nuestro entorno exista anomia en sentido general, pero hay diversos factores que pueden favorecer la aparición de situaciones anómicas, especialmente en los sectores más desfavorecidos.

Ahora, por tanto, es más necesario que nunca que la mayoría de la población consiga la autonomía moral para que cada uno asuma voluntariamente sus propios valores y no los que nos quiere imponer esta sociedad que, con el fenómeno de la globalización, cada vez resulta más invasiva.

A pesar de todos los condicionantes, nuestra sociedad es plural y no puede establecerse en ella una escala única de valores: cada persona tiene derecho a escoger su propio camino. Sin embargo, hay una serie de valores que parecen irrenunciables para la realización de las personas y para hacer posible la convivencia: son básicamente aquellos que están expresados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sin ellos, la anomia resulta inevitable y sus consecuencias pueden ser funestas para sectores importantes de la sociedad.

ACTIVIDADES DE REFLEXIÓN (por equipos o individualmente exponer los resultados en clase)

  1. Como hemos insinuado, hay sectores de la sociedad que, por sus circunstancias y condiciones, pueden caer más fácilmente en la anomia. Está claro que hay factores que son determinantes en este sentido: la pobreza, el desempleo, la falta de educación, etc. Pero también, hay otros en que las condiciones son justamente las contrarias (riqueza excesiva, poder económico y político desmesurado, etc.) que provocan también anomia aunque de otro tipo: injusticias, corrupción, etc. 

¿Estáis de acuerdo con este análisis? Desarrollad esta temática (características de cada tipo de anomia, sus causas y sus consecuencias, ejemplos concretos de nuestro país y de otros, etc.). Después podéis organizar un debate.

Las normas y valores morales como criterio de actuación individual y social (3ºESO): ficha en PDF

Las normas y valores morales como criterio de actuación individual y social (3ºESO): ficha en PDF (sólo actividades)


descarga