LA DIGNIDAD Y LOS DDHH (4º ESO)

La dignidad de la persona

LA DIGNIDAD Y LOS DDHH (4º ESO)


[FUENTE principal para la elaboración de los apuntes: X. Martí Orriols, C. Prestel Alfonso, VAL, Valores éticos 4, Vicens Vives, Barcelona 2016. Se han hecho pequeñas modificaciones y añadidos ajenos al texto citado]


ACTIVIDADES INICIALES (para realizar en el cuaderno/portafolio y en la pizarra): 

1) Por equipos, vamos a trabajar la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Repartámonos los 30 artículos de la Declaración para explicarlos en clase al resto de compañeros. En la presentación hemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Una breve descripción del contenido de los artículos mencionados
  • Ejemplos de situaciones donde se respeten o vulneren algunos de esos derechos
  • Una conclusión explicando la importancia de los derechos en cuestión frente a posibles abusos por parte de los Estados

2) Por equipos, vamos a trabajar con el Informe Anual sobre Derechos Humanos que elabora Amnistía Internacional. Cada equipo ha de elegir un país y realizar un resumen de la situación de los derechos humanos en el mismo. Después, lo expondremos en clase al resto de compañeros.


1. LA DIGNIDAD COMO BASE DE NUESTROS DERECHOS

En nuestro mundo actual, la convivencia y el ordenamiento jurídico se basan en el reconocimiento de los derechos humanos. Estos derechos, como ya sabes, se encuentran recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y, en cada Estado, por su propia Constitución y por el resto de leyes.

Constitución Española, Aprobada por Las Cortes en sesiones plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado celebradas el 31 de octubre de 1978. Ratificada por el pueblo español en referéndum de 6 de diciembre de 1978. Sancionada por S. M. el Rey ante Las Cortes el 27 de diciembre de 1978
La Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948

Sin embargo, nuestros derechos no dependen de un documento u otro, o de si un país determinado los reconoce o no en sus leyes; nuestros derechos dependen de nuestra dignidad como personas, es decir, de nuestra condición de seres racionales, libres e independientes. Así, por dignidad humana entendemos el valor supremo que tiene toda persona por el mero hecho de ser persona, el cual nos hace merecedores de respeto y estima, al tiempo que nos obliga a respetar a los demás.

Para explicar en qué consiste la dignidad humana, el filósofo alemán Immanuel Kant insistía en la diferencia que hay entre las personas y las cosas: mientras que las cosas tienen un precio porque son intercambiables, las personas tenemos dignidad porque somos únicas.

Immanuel Kant, La Metafísica de las Costumbres, traducción y notas de Adela Cortina y Jesús Conill, Editorial Tecnos, Madrid, 2002, pp. 298-299
Dorando J. Michelini, “Dignidad humana en Kant y Habermas”Estudios de Filosofía Práctica e Historia de las Ideas, vol.12, no.1, Mendoza (Argentina), jun. 2010

Por ejemplo, si se nos estropea un pantalón o una lavadora, podemos tratar de arreglarlos o comprar otros para reemplazar estos objetos. Sin embargo, cada ser humano es único e irrepetible, por lo que su valor es infinito e insustituible. Kant llamaba dignidad a este valor infinito que cada ser humano posee y que nos diferencia de los objetos, en tanto que somos seres racionales, libres y conscientes de nuestros actos. Los derechos humanos tratan de defender este valor único que nos hace tan especiales.

De la dignidad humana proviene la idea de que todas las personas somos libres e iguales, y que debemos ser solidarios entre nosotros, evitando abusar de los más débiles. Así, de este concepto proceden los valores éticos más importantes en los que se inspira la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

  • La libertad: “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” (art. 1); “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona (art. 3); “nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre” (art. 4); además, no podemos ser detenidos arbitrariamente ni encarcelados, y en caso de detención tenemos derecho a protección jurídica y a un juicio justo por un tribunal imparcial (arts. 7-10).
  • La igualdad: “toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición” (art. 2).
  • La solidaridad: al estar, como estamos, dotados de razón y conciencia, debemos comportarnos “fraternalmente los unos con los otros” (art. 1).

ACTIVIDADES (para realizar en el cuaderno/portafolio): 

1) Por parejas, realizad una tabla en la que anotemos ejemplos de situaciones en las que se respete la dignidad humana y de situaciones en las que no se respete. Podemos buscar los ejemplos en el Informe Anual de Amnistía Internacional, en las noticias, o en situaciones de la vida diaria que hayamos experimentado.
SE RESPETA LA DIGNIDAD HUMANA / NO SE RESPETA LA DIGNIDAD HUMANA

Teoría y actividades en PDF: “La Unión Europea: objetivos y fundamento ético” (4º ESO)

Anuncios